Si quieres contribuir con algún bootleg en este blog, es fácil:
-Comprime tu archivo en formato rar ó zip, el que prefieras.
-Sube éstos archivos a Rapidshare, o el que prefieras.
-Mándanos los enlaces, junto con la lista de canciones y, si es posible la portada y contraportada del bootleg, por email (pinkfloydpinkmoon@gmail.com).
-Lo colgaremos en el blog añadiendo tu nombre y nuestro agradecimiento.

BUSCADOR INTERNO

PINK FLOYD BOOTLEGS

Loading...

Roger Waters - Madrid (25-03-2011)

Loading...

domingo, 8 de mayo de 2016

Syd Barrett - Extravaganza ‘70







                                           
  
Hace tiempo que no le dedicamos nada al genio, bueno ahí va. Esto lo posteamos en el 2013 pero se ha convertido en una autentica joya así que lo subimos de nuevo. Ademas os cuento un poco una mezcla de relato y de anécdota al mismo tiempo.

Cuando murió Syd Barret, fundador y líder de Pink Floyd, el 7 de julio del año 2006, su hermana se encontró con que en la cuenta de Roger-su verdadero nombre- había algo más de dos millones de euros.
Una cuenta inmaculada de años y años engordada por el dinero que le ingresaban en su cuenta periódicamente, proveniente de derechos de autor y venta de discos de Pink Floyd. Dave Gilmour siempre se preocupó de que le ingresaran el dinero. 
Oficialmente, Barret había muerto a causa de un cáncer de páncreas, pero fue diabético durante sus últimos ocho años. Y lo que es peor, desde que lo echaron de Pink Floyd, de su propio grupo, en abril de 1968, sufría de esquizofrenia perpetua, provocada por su adicción al LSD, a lo que se sumaba un desorden bipolar y un espectro de autismo. El caso Barret es uno de los más estudiados en el mundo de la esquizofrenia.
Syd Barret vivía como un ermitaño en su ciudad, en Cambridge. Se movía en bicicleta, con una especie de cesta, tal como describía en su genial y surrealista tema “Bike”. Al final, parece que intentaba escribir un libro, esa era la vida de un genio que se volvió loco, así de simple. El fundador de Pink Floyd, el creador de obras maestras absolutas como “Arnold Layne”, “See Emily Play” e “Interstellar overdrive”.
El también inventó el sonido de Pink Floyd . Hasta el nombre, tomado como broma surrealista, basado en los nombres de dos músicos de blues no muy conocidos: Pink Anderson y Floyd Council. Syd fue tan vanguardista y revolucionario que aún está por conocer el nuevo genio que pueda superarle en su propia astronomía de la esquizofrenia.


Syd Barrett - Extravaganza ‘70 

01. Terrapin
02. Gigolo Aunt
03. Effervescing Elephant
04. Octopus 
 
; right:0;